Material móvil

Entradilla

Euskotren encarga la fabricación de cuatro nuevos trenes que se entregarán dentro de dos años

Body

Euskotren ha encargado a CAF la fabricación de cuatro nuevos trenes que se entregarán en los próximos dos años. Estas unidades dotarán a Euskotren de mayor capacidad para introducir ampliaciones de oferta en los servicios regulares y especiales para eventos de carácter deportivo, cultural y festivos, entre otros. 

Por un importe de casi 32 millones de euros (31.954.528) y un plazo de ejecución de dos años, la empresa beasaindarra CAF ha recibido el encargo de fabricar cuatro nuevos trenes, con cuatro coches y similares características a las unidades de la Serie 950 que actualmente circulan en las diferentes líneas gestionadas por Euskotren. Con el fin de garantizar un buen mantenimiento de los mismos, CAF también suministrará las necesarias piezas de parque, cuyo coste máximo será de 8 millones de euros.

Los nuevos trenes se incorporarán al servicio dentro de dos años y facilitarán, con posterioridad, atender adecuadamente el incremento de la demanda que posibilitará la finalización de las obras de ampliación del Topo y la puesta en marcha de un nuevo trazado, que incluye la eliminación del fondo de saco que supone la actual estación de Amara y tres nuevas estaciones en Donostia/San Sebastián, lo que permitirá ofrecer frecuencias mejoradas e itinerarios más cómodos.

La fabricación de estos cuatro trenes se enmarca en el proceso de modernización del material móvil que Euskotren inició en 2011 con la puesta en servicio de las EMUS Serie 900 y que se ha ido completando estos últimos años con la incorporación de las EMUS Serie 950, que presentan ciertas mejoras sobre todo en materia de accesibilidad respecto a las anteriores.

Los cuatro nuevos trenes, cuya fabricación se acaba de encargar, tendrán unas características muy similares a esta última Serie 950. De hecho, uno de los objetivos es introducir mejoras constantes en las prestaciones tecnológicas y de seguridad de las unidades, mientras se ofrece una sensación de homogeneidad de toda la flota en su diseño interior y exterior.

La principal diferencia residirá en la capacidad de los trenes puesto que los nuevos tendrán cuatro coches en lugar de tres, por lo que tendrán un aforo de al menos 385 personas, de las cuales el 30% corresponderán a plazas sentadas. 

Asimismo, el material móvil cumplirá la legislación vigente en materia de accesibilidad universal con las siguientes características básicas: contraste cromático, espacios reservados para personas con diversidad funcional, aviso luminoso en la plaza de acceso con rampa automática, apertura de rampas desde el puesto de conducción, sistemas de activación sonora, suelos antideslizantes…